sábado, 31 de marzo de 2007

Studebaker - 005



Fina y cambiante — se yergue y cae
tantas veces bien
abajo como necesario
el quiebre o la luz
simple
por menos que callada
impaciente
tras vía interrumpida
unas veces
sutil
otras
mejor aguada hasta exacto borrón
afirma en diagonal y elude
la torpe mirada del paseante ocasional
escucha quejas protegidas tras manada
escudo fácil
piedra nunca gema : su contraria

y la quiere débil
magra
carril suicida



<<<

D.R.Mourelle
http://studru.blogspot.com/

<<<

Barthes - Haikus

 
La fábula saca, de todo fragmento de lo real, una lección, un sentido. Podría concebirse un libro a la inversa: que daría cuenta de innumerables “incidentes” y que se proscribiera a sí mismo para siempre el extraer un sentido; sería, con toda exactitud, un libro de haikus.

 

>>>

Roland Barthes por Roland Barthes
Kairós ; 1978
[ p.165 ]

>>>

http://diagbar.blogspot.com/2007/03/235.html

<<<

Augusto Monterroso - Escribir



Aunque no lo parezca, escribir es un arte; ser escritor es ser un artista, como el artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que lucha con el lenguaje; para esta lucha ejercítate de día y de noche.



>>>

Augusto Monterroso
( así lo aseguran en : http://www.aviondepapel.com/aviadores/monterroso.htm )

<<<

viernes, 30 de marzo de 2007

Hoy



Hoy
difícil ver algo más lindo
que ese gallo de espuma
que se para en las piedras.



>>>

Héctor Viel Temperley
Mare nostrum azul
Humanae vitae mia
(1969)

Obra completa
Ediciones del Dock ; 2003
Buenos Aires
[ p.134 ]

<<<

Rubén Derlis - Ordenar la vida



algunas proposiciones


les propongo contagiar la libertad a todos
enloquecer a los candados
desterrar de la vida tanta sombra
repartirnos los pétalos
darle un poco la espalda a los números
irnos por las guitarras hacia el hombre
por el canto a tutear a la esperanza
a decirle de vos y falta poco
por la poesía a sentirnos más cerca de la sangre
por la sangre a defender lo que peligra

les propongo legalizar lo humano
intercambiarnos sueños y palabras
oxidar las espadas
reventar los fusiles cuando ya no hagan falta
flagelar la mentira a golpes de verdad
renunciar al alambre de púas
dejar volar el ala
que el cielo continúe con su azul
que el aire siga siendo respirable
dejar salir al sol todos los días

y luchar hasta el fin
luchar
hasta que esto termine.



>>>

Rubén Derlis
Ordenar la vida
Ediciones Del Alto Sol - Buenos Aires, 1968.

Antología mínima
Papeles de Boedo - 2003
[ p.29 ]

<<<

Nota : Me habré cruzado con este poema allá por 1975 — beneficio de la persona justa en el lugar justo : esas marcas.

<<<



<<<

jueves, 29 de marzo de 2007

Lo poético - dónde



Nota del 18 de julio de 2003 :


¿Está lo poético siempre en el poema?

¿No puede ocurrir que un mal poema revele una poética más intensa que uno bueno?

¿Cómo queda ubicado, entonces, lo poético en relación con la literatura?



<<<

Ray Bradbury - The October Country



Here she was and here were these small baked adobe people to whom she could say nothing and from whom she could get no words she understood, and she was in a town of people who said no words to her and she said no words to them except in blushing confusion and bewilderment. And the town was circled by desert and time, and home was far away, far away in another life.



Aquí estaba ella y aquí estaba esta gente pequeña y horneada en barro a la que no le podía decir nada y de la que no podía obtener ninguna palabra que entendiera, y estaba en un pueblo de personas que no le decían palabras y ella no le decía palabras a ellos excepto ruborizada por la confusión y el desconcierto. Y el pueblo estaba rodeado por el desierto y el tiempo, y el hogar estaba lejos, lejos en otra vida.



>>>

Ray Bradbury
The Next in Line

The October Country

Del Rey - Ballantine Books - 1996
[ p.46 ]

<<<

Nota : Cuántos habremos sentido cosa parecida durante tantos y tantos encuentros "literarios".

<<<

Mirtha Defilpo - Matices



Dos novelas


I

En un barrio chino
recogías
cosechas sin labor: fruto inconsulto.


II

Las secuencias
te llevaron al reino con demoras
en el vuelo de un homólogo
asesino.




Según abrevio
dices en redondo
que hallar nada importante vaticina
—a modo de blasón—
el desarreglo.


Pensando igual
tu modo no es mi asunto.

El crimen no se expresa
se comete
y trae hacia el papel la sangre muerta.



>>>

Mirtha Defilpo
Matices
Libros de Tierra Firme
Agosto de 1991
[ p.57 ]

<<<

miércoles, 28 de marzo de 2007

Horacio Zabaljáuregui - Querella



Un rostro en la multitud una aguja en el pajar una hoja en el bosque
una huella en el fondo de los recuerdos una senda perdida vacante
el auspicio del amo las manos de la lluvia la magia
tabaco y alcohol las arrugas en el espejo un pasar un rito
el poeta serial separado de vos
saltar en una pierna para no pensar en vos
la vista cansada una capa de polvo
un superhéroe un superyo encadenado
ventanas como islas escribir hasta adormecer la carne
y ciego como una sirena cambiar de piel
el orgullo herido
parto de las sombras el lado oscuro las raíces de ahí
donde parte el que puede y se deshace
y vuelve a lo mismo
tabla rasa
demolición



>>>

Horacio Zabaljáuregui
Fragmentos del amor moroso

Querella

Bajo La Luna
Octubre de 2006
[ p.27 ]

<<<

lunes, 26 de marzo de 2007

Ursula K. Le Guin - Four Ways to Forgiveness



What is one man’s and one woman’s love and desire, against the history of two worlds, the great revolutions of our lifetimes, the hope, the unending cruelty of our species? A little thing. But a key is a little thing, next to the door it opens. If you lose the key, the door may never be unlocked. It is in our bodies that we lose or begin our freedom, in our bodies that we accept or end our slavery. So I wrote this book for my friend, with whom I have lived and will die free.



¿Qué son el amor y el deseo de un hombre y de una mujer contra la historia de dos mundos, las grandes revoluciones de nuestras vidas, la esperanza, la crueldad sin fin de nuestra especie? Una cosa pequeña. Pero una llave es una cosa pequeña al lado de la puerta que abre. Si se pierde la llave, la puerta pudiera no ser abierta nunca. Es en nuestros cuerpos donde perdemos nuestra libertad o la iniciamos, en nuestros cuerpos donde aceptamos nuestra esclavitud o terminamos con ella. Por ello escribí este libro para mi amigo, con quien he vivido y moriré libre.



>>>

Ursula K. Le Guin
A Woman's Liberation

Four Ways to Forgiveness

Perennial - 2004
[ p.280 ]

<<<

viernes, 23 de marzo de 2007

Santiago Kovadloff - Una biografía de la lluvia



Prefiero la oscilación de mis íntimos vaivenes al rígido trazado de cualquier propuesta sistemática.



>>>

Santiago Kovadloff
Una biografía de la lluvia
Booklet
Buenos Aires ; abril de 2006
[ p.12 ]

<<<

jueves, 22 de marzo de 2007

Katherine Anne Porter - María Concepción



But María Concepción lived alone. She was gaunt, as if something were gnawing her away inside, her eyes were sunken, and she would not speak a word if she could help it. She worked harder than ever, and her butchering knife was scarcely out of her hand.



Pero María Concepción vivía sola. Se la veía demacrada, como si algo carcomiéndola por dentro la alejara, sus ojos estaban hundidos, y no diría una palabra de poder evitarlo. Trabajaba más duro que nunca, y su cuchillo de carnicero casi nunca abandonaba su mano.



>>>

Katherine Anne Porter
María Concepción

Flowering Judas and other stories

The Modern Library - New York - 1940
[ p.14-15 ]

<<<

Epitafio del aire



Que el Pez descanse en la Paz.
Que la Paz descanse en el Pez.



>>>

Yeie-Sbi
Libro de los Arts
Año de la muerte del Pez

<<<

miércoles, 21 de marzo de 2007

Mirtha Defilpo - Matices



Don Juan


A muchas
muñeco de resorte
les ofrece narcótica quimera

Susurra la canción del medio lecho
donde la niebla es certidumbre.

Ventrílocuo sofista
induce al cabo a reflexión:

lo que del otro
tras la imagen es patente.

Coraza empedernida su epidermis
encabeza un reparo de amuletos
a latentes pasiones de mujeres:

mera serpiente de bisutería
para olvidar al doble predilecto.



>>>

Mirtha Defilpo
Matices
Libros de Tierra Firme
Agosto de 1991
[ p.47 ]

<<<

martes, 20 de marzo de 2007

La muerte, la oreja y vos



Cuenta una leyenda, originaria de tierras tropicales, que la muerte se la pasa susurrando muy cerca de la oreja izquierda, y que la manera de alejarla es mediante un soplido de mujer justo antes de enamorarse.



>>>

Alina
Libro de los Arts
Año del Suelonuevo

<<<

El amor, lo perdido, el dolor



El amor es un don sin piedad, porque nada consuela de su pérdida.
El amor está ligado a lo perdido: por eso toda pérdida lo confirma.
Es el dolor más intenso.



>>>

Pascal Quignard, Vida secreta

citado por H. Zabaljáuregui en
Querella
Bajo La Luna
Octubre de 2006
[ p.43 ]

<<<

Mutaciones



Ursula Le Guin
cuando canta — se vuelve
Joni Mitchell



<<<

lunes, 19 de marzo de 2007

Clases de lucha



Hay personas que luchan contra el miedo que les produce cruzar el umbral de su casa para salir a la calle.

Hay quienes luchan por obtener un salario digno a cambio de no pocas horas dedicadas a un trabajo no menos digno, como vender una tuerca, y poner así comida en su mesa.

Hay algunos que luchan por clavar un cuchillo en la garganta del enemigo.

Hay otros que luchan por expandir el territorio bajo su dominio y aumentar así la superficie de su imperio.

Y hay también quienes luchan por entender los alcances de esa palabra, “luchar” ; por saber cómo se mueve, de dónde viene y hacia dónde se dirige, cuál es su carga conceptual ; en suma, la estudian como verbo, porque, según les han contado quienes relataban historias antes que ellos, nada había previo al verbo.


<<<

Nota del 27.03.05



Nada interesante en el día de hoy.

A pesar de lo cual no volverá.



<<<

domingo, 18 de marzo de 2007

Tragedia poética



Que la poesía se vuelva políticamente correcta.

O, peor aun : democrática.



<<<

Acerca de la amistad



Para pensar más adelante — algún día distinto de hoy :

Hay amistades basadas en la admiración.

Y las hay, también, en la resignación.



<<<

Hay unas flores violetas



Hay unas flores violetas
en un monasterio
que en invierno crecen como un colchón
a la sombra de los árboles.
Y uno puede tirarse de pecho
sobre ellas
y sentir hasta el alma
la humedad de la tierra.

Un día, le pedía a Dios, con lágrimas:
Carajo, estate siempre así conmigo
como ahora.
A vos sí
te pido que me quieras.



>>>

Héctor Viel Temperley
Humanae vitae mia (1969)

Obra completa
Ediciones del Dock ; 2003
Buenos Aires
[ p.121 ]

<<<

Difusión



Levantemos nuestra copa por esos autores que, una vez conectados a la Internet, lo primero que hacen es abrir el Google y escribir su nombre.

¡Salud!



<<<

sábado, 17 de marzo de 2007

Zumbadora



Es un secreto el que lleva en el pelo
nómada como su voz cuando acuchilla
la densidad de esta tarde carnívora.

Sendero de luz que atraviesa
las alas rotas de un ángel de yeso.

Siempre sube / sube siempre
incluso cuando baja.



>>>

Luciana A. Mellado

>>>

http://enlapiznegro.blogspot.com

<<<

En la mesa de al lado - 001



—¿Y? ¿Vas a venir a nuestro café literario?

—No.

—¿Y por qué?

—Porque no me va.

—¿Te creés superior?

— ...

—¿No contestás?

—Mirá ; por lo general no doy explicaciones de lo que hago, pero hay ocasiones, especialmente malolientes, cuando hago excepciones.

— ...

—Te lo explico de otro modo : es justamente por la literatura, o por la poesía, suponiendo que los dos escuchemos lo mismo cuando alguien dice «poesía», cosa que dudo, y mucho. Para encontrarse y tomarse unos vasos de vino o cerveza o anís sin diluir, no hace falta soportar a los peores lectores del día ... Aunque debo aceptar que, cada tanto, aparece uno que sobresale y paga las rondas de esa noche.

—Vos te creés más allá de todo.

—Ojalá. Me sentiría más tranquilo y podría hacer como si no estuvieras acá ... Ya que estamos, te hago notar que me senté en esta mesa antes que vos y no recuerdo haberte invitado ... Pero, bueno, ya estamos acá ... Así que ... Digamos que, si quiero buena literatura, o poesía, me quedo con los libros y en casa o en otra parte donde haya menos ruido a galocha nueva.

—¿No te interesa la distribución equitativa? ¿Preferís a los escritores en el Parnaso?

—Mirá ; si querés cambiar las cosas, lo que tenés que hacer es la revolución. Leer poemas en la noche «bohemia» está bien encastrado en el sistema del amo y el esclavo ; que vos en particular creas que elegiste ser el esclavo no te vuelve inocente.

>>>

(¿habrá más?)

<<<

viernes, 16 de marzo de 2007

La danza — lo que (se) mueve



No importa quién soy

Vos sabés quién soy

Pero no importa quién soy

Tenés lo que hace falta para la buena escritura

Pero no usás lo que hace falta

No tenés lo que hace falta para una buena escritura

¿Te moverás?

¿No te moverás?

¿Buscarás lo que hace falta?

¿Dejarás caer lo que no falta?

¿Escribirás hasta que más falte lo que falta?

¿Dejarás atrás la infancia — para entrar en la niñez?



>>>

(¿continuará?)

<<<

jueves, 15 de marzo de 2007

Mirtha Defilpo - Matices



Loca


La del bulevard de monigotes
pintados en todo el pavimento
lastrada por fragmentos de ultratierra
y la onomástica lúcida del miedo

gritó
mientras hacía una muñeca:
—¡Pensaba que era inútil!

pero no.



>>>

Mirtha Defilpo
Matices
Libros de Tierra Firme
Agosto de 1991
[ p.45 ]

<<<

miércoles, 14 de marzo de 2007

El amante y el amado



Hay el amante y el amado, pero estos dos proceden de regiones diferentes. Con frecuencia el amado es solamente un estímulo para todo el amor guardado que se ha mantenido sin pertubaciones en el amante durante largo tiempo. Y de algún modo cada amante lo sabe. Siente en su alma que su amor es una cosa solitaria. Conoce una nueva y extraña soledad, y este conocimiento es el que le hace sufrir. Así que hay una sola cosa que el amante puede hacer. Debe cobijar su amor dentro de sí lo mejor posible; debe crear para sí un mundo interior completamente nuevo —un mundo intenso y extraño, completo en sí mismo—. Y agreguemos aquí que este amante del que hablamos no tiene que ser necesariamente un joven que esté ahorrando para comprar un anillo de boda —este amante puede ser hombre, mujer, niño, o verdaderamente cualquier criatura humana sobre esta tierra.



There are the lover and the beloved, but these two come from different countries. Often the beloved is only a stimulus for all the stored-up love which had lain quiet within the lover for a long time hitherto. And somehow every lover knows this. He feels in his soul that his love is a solitary thing. He comes to know a new, strange loneliness and it is this knowledge which makes him suffer. So there is only one thing for the lover to do. He must house his love within himself as best he can; he must create for himself a whole new inward world — a world intense and strange, complete in himself. Let it be added here that this lover about whom we speak need not necessarily be a young man saving for a wedding ring — this lover can be man, woman, child, or indeed any human creature on this earth.



---

Carson McCullers
The Ballad of the Sad Café
Bantam Books - NY - 1986
[ p.26 ]

---

lunes, 12 de marzo de 2007

Escuelita de barrio



Harto de los escritores que dicen todo el tiempo lo que sienten o le explican al lector qué debe sentir.



[[[Graffiti ( Bertres y Hualfin )]]]



<<<>>>

domingo, 11 de marzo de 2007

Sobre escribir y leer



Y, por fin, le pregunté: "¿Qué es escribir?"

Y me dijo: "Escribir es este don de leer sobre la hoja en blanco."

>>>

D.R.Mourelle
Aguirre y El Pez
[ en la solapa posterior ]
Ediciones Filofalsía
Septiembre de 1989
Buenos Aires ; RA

http://www.geocities.com/caravanax/aguipez.html

<<<

martes, 6 de marzo de 2007

Publicar una revista



Cada quien hace o debería hacer aquello que mejor le sale, pero también lo que le da mayor placer; y cuando estas dos afirmaciones se pelean, siempre gana la segunda. De este modo, no hay diferencia entre publicar una revista y construir una torre, los motivos son caprichosos y egoístas, aunque después alguien balbucee que se hace para "defender o recuperar o alimentar la cultura nacional" —para mesías ya tuvimos uno y así nos fue [ ... ]

[ ... ] esto que haremos, en principio, a nadie interesa, apenas a quien pone manos a la obra; así sólo queda un camino: volverlo interesante, hacer que sea de interés [ ... ] y ¿quién podrá mandar a pique este deseo que de un comienzo habla desde el fondo del mar?

Una revista literaria es un espacio para el desorden, para el encuentro entre escritores; sobre todo hoy que, en la Argentina, el fenómeno artístico comprometido con la literatura involucra hasta el último de los ejemplares de la primera edición.

Pero claro, [ ... ] esto que digo ya es viejo, ya está dicho; hacer una revista literaria hoy seguramente es otra cosa, quizá sea obsoleto hablar de revistas literarias, quizá hasta sea obsoleto decir "revista" [ ... ]

---

Publicado en la "Clepsidra Mural"
Buenos Aires, 29 de octubre de 1991

Ver en http://www.autorexus.com.ar/revista_clepsidra/mural_00.html





---

lunes, 5 de marzo de 2007

Sobre el presente y el futuro

 
El presente se pone en manos del futuro lo mismo que una viuda ignorante y confiada se pone en manos de un astuto y deshonesto agente de seguros.

Rafael Sánchez Ferlosio




Citado por Fernando Savater en
Mira por dónde
Taurus ; 2003
[ p.267 ]

<<<

domingo, 4 de marzo de 2007

La poesía que quiero



No es la que ya fue, y sí aquélla que aún no ha sido.

Circula por las grietas del lenguaje, al tiempo que resalta las de nuestra mirada.

No se ajusta al cinturón del progreso; ni siquiera del que avanza hacia el pasado.

Se guarda siempre una carta en la manga.

Ilumina los ojos del caído aun cuando le hable de las sombras.

Danza sobre el filo de un jazmín.

Hace que uno y uno jamás sean dos.

Sostiene con ternura incluso a aquél a quien el lenguaje rechaza.

No reniega de la rima, tampoco de la métrica; pero sí de usarlas como si fueran muletas.

Utiliza, por camino, una lógica que se cierra sobre sí.

Atraviesa puertas sin necesidad de abrirlas.

Desconfía de algunos colores, especialmente del azul.

Tiene un cuchillo en el corazón, pero nunca se queja.

Cuando te araña la espalda, hace que sangre tu pecho.

Con pasión, se apiada de cualquiera, menos del poeta.

Más de dos veces al mes, cena en casa de Huidobro.

Define, con su canto, la suerte de nuestras discusiones.

Suele habitar en la escasez; y también llevarla de viaje por entre la abundancia.

Abandona palabras muertas, pero nunca del todo.

En su territorio, fondo y forma combaten hasta el fuego, hasta volver en cenizas.

Sabe que el silencio —el verdadero— es apenas un descanso previo al vértigo.

No se queda mucho tiempo sobrevolando un mismo lugar; mucho menos, un poema.

Tanto frecuenta ruinas como pistas de baile; en ambas, llora y ríe.

Apenas nos arranca aquello que le pertenece; todo lo que le pertenece.

Cuando se cansa y se va, tarda en regresar. Si le arrancáramos su nombre verdadero, no volvería jamás.

Leerla es un robo que las memorias ajenas permiten.

Ésa que aún no era, ahora ya fue; la que aún no ha sido, más allá de mi mano, ni siquiera me conoce.


<<<


Nota : Estas líneas fueron escritas allá lejos y encontradas al ordenar papeles — creo que, en su mejor parte, siguen vigentes.


<<<

jueves, 1 de marzo de 2007

Marilina Rébora - No me llames poeta

A LA MUERTE

 

 

I

 

    Muerte,

    fatal término, ausencia por siempre.

    Sólo el campo yermo que nos recibe,

    de su tierra, nuevo abono.

 

    Nunca más la fragancia de la brizna de hierba

    ni el arder de encendidos leños;

    tampoco la fina llovizna de la ola rompiente

    en el rostro de frescura ávido.

 

II

 

    “Era nuestra madre”, dirán después los hijos

    con ternura en los ojos.

    El dolor de la ausencia, olvidados objetos

    mañana joyas auténticas.

    “Ella decía...”, repetirán las frases

    antes molestas

    a causa de desgano

    o ansias de silencio

    o sueños de libertad.

    Sílabas musicales enhebrarán palabras en recuerdos imperiosos,

    desesperación de volver a vivir en el tiempo...

    Tarda respuesta a un canto de amor.

 

    “¿Recuerdas aquel gesto?

    “¿Y su sonrisa triste?

    “¿Y su pensamiento fijo en nosotros?

    “¿Sus manos, suavidad de alas rozando nuestros rostros?

    “¿El paso quedo junto a nuestro lecho en la alta noche

    y el murmullo de plegaria para encomendarnos a Dios?”

 

III

 

    Poco a poco el ausente

    más lejos cada vez en el recuerdo

    —que alguien siempre lo reemplaza—;

    sus cosas van perdiendo la fragancia que de él se desprendía,

    impregnándolas;

    la manera de inclinarlas no es la misma

    y en el tiempo

    va cambiándoselas de sitio.

    Cada día su nombre acude menos al labio.

    Las lágrimas en manantial ya no brotan;

    tan sólo de a una

    que se enjuga furtiva.

    Hasta que todas secan

    agotada la fuente de dolor.

    Un velo cubre entonces la imagen en la retina,

    la maleza oculta la antes nítida figura en todo paisaje,

    visten los ambientes colores de seres distintos

    que distraen,

    va el alma tras vivencias nuevas.

    Y un día

    se llora el olvido.

 

    (Tú, Muerte tan temida,

    sólo eres un pretexto:

    el olvido es más cruel que tu guadaña.)

 

 

Del libro : "No me llames poeta"

 

<<<

 

Marilina Rébora (1919-1999) nació y murió en Buenos Aires. Estudió dibujo y pintura junto a Ernesto Riccio, Vicente Puig, Susana Aguirre y Horacio Butler. Expuso sus obras en diversos salones y se halla representada en dos museos provinciales. Paralelamente desarrolló su carrera literaria. Sus primeros poemas datan de 1936, 1937 —algunos en idioma francés como Lesétoiles que j’aime, Madame la lune y Mon petit rêve— y 1938. Colaboró en el diario “La Prensa” de Buenos Aires, donde fueron publicados varios de sus poemas. Su primer libro Los días de los días (1969) tuvo gran acogida y elogiosos comentarios por parte de críticos y gente de letras. A él siguieron Libro de estampas (1972), El Río Azul (1975), Tiempos de la vida (1975), Las confidencias (1978), Animalerías (1980), El Lagarto estaba harto (1986) y No me llames poeta (obra póstuma, 2001). Ha dejado más de veinte obras inéditas.

 

http://www.marilinarebora.com.ar/

 

Nota : Gracias a Gabriela Zubiría por el dato.

 

<<<